NO SEAS INDIFERENTE A SU DOLOR!!!

Ellos son seres vivos que también sienten dolor y sufrimiento...

NO APOYEMOS ESTA CRUELDAD ... GRAN CANTIDAD DE TOROS Y CABALLOS MUEREN CADA AÑO DE UNA MANERA CRUEL Y DESPIADADA EN ESTE TIPO DE EVENTOS SANGRUIENTOS.

 
 
El PICADOR
El picador es un jinete a caballo cuya labor es picar al toro con una vara de 2 metros de largo que tiene una puya en la punta. Esta tarea tiene como finalidad evitar que los toros embistan durante la lidia levantando la cabeza, ya que el dolor que les produce las heridas sobre el morrillo, o los músculos de la región, les obliga a mantener el cuello en línea recta. En esta etapa de la corrida se le resta poderío al animal y se le ahorma la cabeza.
En caso de que el matador perciba que el toro embiste con mucha energía, ordena al picador hacer su trabajo, el cual consiste en desangrar al toro para debilitarlo, clavándole en el lomo una lanza que destroza músculos (trapecio, romboideo, espinoso y semi espinoso, serratos y transversos de cuello), y que también lesiona vasos sanguíneos y nervios. Este lo hace en tres tiempos ocacionandole dolor, sufrimiento y tortura.
 
 
LOS CABALLOS DE LOS PICADORES
Eligen caballos que no tengan valor comercial, ya que muere en 3 a 4 corridas, es muy habitual que el caballo sufra quebraduras múltiples de costillas o destripamientos.
Se les coloca un peto simulando que se les protege, pero en realidad se trata de que el publico no vea las heridas al caballo que con frecuencia presentan exposición de vísceras.
El caballo recibe un tratamiento con drogas tranquilizadoras y los ánimos que le infunden los monosabios con sus varas, es el caballo y sólo el caballo el que frena la acometida del toro. Es de imaginar la escena un animal encerrado en un peto que le impide el movimiento, con al menos un ojo tapado y la desesperación de estar siendo desgarrado padeciendo dolor, sufrimient oy tortura al igual que el toro. Para el caballo no termina en una corrida sino que es trasladado inmediatamente sin curar sus herídas en movilidades totalmente en malas condiciones para ser utilizado en otra corrida.
 
 

 

LA TORTURA ADORNADA Y EL ARTE ... Las corridas de toros son un espectáculo bochornoso en tres actos, de unos veinte minutos de duración, que escenifica la falsa superioridad y la fascinación enfermiza con la sangre y la carne de la que se alimentan, contra toda lógica ética y dietética, quienes creen tener un derecho divino a disponer a su antojo de la vida de otros seres sensibles, llegando incluso a justificar y trivializar la muerte del toro como arte y diversión; un comportamiento patológico que nace de una incapacidad para afrontar el dolor de las víctimas y una morbosidad irrefrenable ante la posibilidad de ser testigo directo de alguna cornada, o de la muerte del matador; un riesgo fortuito, infrecuente (un torero por cada 40.000 toros sacrificados), y sobre todo evitable que, sin embargo, incrementa el carácter macabro de la corrida ... fuente: Asociación vegana española
 

TU PUEDES EVITAR ESTAS TORTURAS

   
 
No asistas a corridas de toros.
   
No apoyes a políticos, artistas y comunicadores asociados a esta barbarie.
   
No consumas productos de empresas que los patrocinen
   
Pero lo más importante... Enseña a tus hijos el respeto por los seres vivientes
   
Difunde esta y otras páginas que estan en contra del maltrato animal, hará que la gente que disfruta de estas fiestas sádicas tome conciencia de lo que hace.
   
Recuerda, por cada e-mail que envíes con información acerca del maltrato y tortura que sufren los toros en este tipo de eventos cambiaras la manera de pensar de tus semejantes.
 
 

TAUROMAQUIA: LA TORTURA DE UN SER VIVO

 
El ser humano muchas veces puede ser tan cruel ...
 
 
Al instante en el que el toro es "Traido" a la plaza, el toro se encuentra frente una puerta que da directamente a ella. Desde allí se le clava la "divisa" para que salga disparado por el dolor.
 
Una vez allí, los toreros le harán el "test", para ver el grado de debilidad en el que se encuentra, después de estar sometidos a tales torturas previas.
 
Si el torero percibe que el toro embiste con mucha energía, ordena al picador montado a caballo hacer su trabajo consistente en desangrar al toro para debilitarlo, clavándole en el lomo una lanza de 40 cms. que le destroza músculos (trapecio, romboideo, espinoso y semiespinoso, serrados y transversos de cuello). Lesiona, además, vasos sanguíneos y nervios.
 
Esto es para que el torero pueda brindar la expresión artística que se supone debe tener este espectáculo. A partir de entonces, un solo puyazo podría destrozar al toro, por eso se hace en tres tiempos “para mayor goce de la afición.”
 
1.- Las banderillas aseguran que la hemorragia siga; se intenta colocarlas justo en el mismo sitio ya dañado por el picador. El gancho de metal de las banderillas se mueve dentro de la herida con cada movimiento del toro y con el roce de la muleta, lo que causa a la res un terrible martirio. El peso de las banderillas, además, le rebana carne y tejidos.
Algunas banderillas tienen un arpón de 8 cms, y se les llama “de castigo”, a las cuales es sometido el toro cuando ha logrado evadir la lanza del picador. Las banderillas prolongan el desgarre y ahondamiento de las heridas internas. No hay límite al número de banderillazos: tantos como sean necesarios para desgarrar los tejidos y piel del toro.
La pérdida de sangre y las heridas en la espina dorsal impiden que el toro levante la cabeza de manera normal, y es cuando el torero puede acercarse. Con el toro ya cerca del agotamiento, el torero no se preocupa ya del peligro y se puede dar el lujo de retirarse del toro después de un pase especialmente "artístico", echando fuera el pecho y pavoneándose al recibir los aplausos del público.
 
2.- Cuando el toro alcanza este estado lastimero, el matador entra en el ruedo en una celebración de bravura y machismo, a enfrentarse a un toro exhausto, moribundo y confundido.
 
Éste atraviesa el toro con una espada de 80 cms de longitud, que puede destrozarle el hígado, los pulmones y la pleura, según el lugar por donde penetre en el cuerpo del animal; de hecho, cuando destroza la gran arteria, el toro agoniza con enormes vómitos de sangre.
El toro, en un intento desesperado por sobrevivir, se resiste a caer, y suele encaminarse penosamente hacia la puerta por la que lo hicieron entrar, buscando una salida a tanto maltrato y dolor, una salida que le devuelva al campo. El animal muge lastimosamente, pero entonces lo apuñalan en la nuca con el descabello, otra larga espada que termina en una cuchilla de 10 cms. A pesar de estos terribles tormentos, el animal no suele morir de inmediato por su gran fuerza, pero finalmente cae al suelo, porque la espada ha ido destrozando sus órganos internos.
 
3.- Lo 'rematan' con la puntilla (puñal) de 10 cms. con lo que intentan seccionarle la médula espinal, a la altura de las vértebras 'atlas' y 'axis'. El toro queda así paralizado, sin poder siquiera realizar movimientos con los músculos respiratorios, por lo que muere por asfixia, muchas veces ahogado en su propia sangre, que le sale a borbotones por la boca y la nariz.
 
Después de que le destrocen las vértebras, el toro pierde el control sobre su cuerpo desde el cuello hacia abajo; sin embargo, hacia arriba se mantiene intacto, por lo que está consciente de cuando se le cortan el rabo, las orejas y los testículos, así como de cuando es arrastrado fuera del ruedo. Estos serán, pues, sus últimos segundos de vida. Sus últimos y tan deseados segundos que pondrán fin a tanto sufrimiento y dolor.
 
Después de su asesinato, el animal pasa directamente a una sala de desoye, dónde es descuartizado al día siguiente, para vender sus carnes, argumentando que proceden de la res que toreó algún asesino famoso.
 
 
 
 
Diseñado por:Juan Carlos Zambrano Mendoza
TELÉFONO FRAADA CHICLAYO: 979 888860
EMAIL : fraada_chiclayo@hotmail.com
Copyright © FRAADA.COM Todos los derechos reservados